Libro
Presentado en la 25ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2011.

sábado, 22 de febrero de 2014

BUSCANDO A ANGELA PARTE IV

BUSCANDO A ANGELA
Parte IV



...Aún temblando de miedo y presintiendo lo peor Angela se mantiene arrinconada, el hombre da dos pasos hacia ella -levántate y vístete, en pocos minutos saldremos de aquí- luego voltea y abandona el cuarto. El cuerpo del atacante continuaba inerte en el suelo, no paraba de sangrar tiñendo todo a su alrededor y Angela apresuradamente pone sus ropas sin mirarlo, aún lloraba pero deseaba salir de allí lo más pronto posible.
-¿A dónde me van a llevar?- preguntó Angela apenas el hombre ingresó a la habitación pero no obtuvo respuesta y él tomándola por el brazo la condujo hasta la salida, pero antes de abrir la puerta sacó de su cintura un arma en caso de que alguien se interpusiera en su camino.
Los planes con los que Angela había sido raptada estaban tomando un giro inesperado y es que inicialmente ella sería llevada a San Juan del sur en donde permanecería mientras se confirmaba su traslado a Chacalapa, posteriormente abordaría una avioneta particular para ser llevada fuera del país hacia la Isla de San Andrés en territorio colombiano, para luego ser conducida a Cartagéna de Indias, en dónde se reuniría con otro grupo de mujeres secuestradas de diferentes partes y que compartían peculiaridades como ella para luego ser embarcadas hacia Europa, allí serían distribuidas a diferentes lugares con diferentes fines. En este negocio había gente muy importante involucrada y que manejaba una red internacional de tráfico de personas que abarcaba desde los círculos políticos hasta empresarios poderosos, los cuales suplían las necesidades de cierta clase de la sociedad deseosa de aberraciones y en donde Angela jugaba un papel importante, pues el hecho de que sus ojos fueran de diferente color la cotizaban como un "producto" exótico por el que se obtendrían grandes beneficios. El hombre que fue asesinado esa madrugada era el enlace con las personas de Chacalapa y al éste no comunicarse con su grupo sospecharían que algo andaba mal es por eso que Angela y su captor debían huir de allí lo más pronto posible sin ser vistos para que cuando se supiera sobre el asesinato ellos ya estuvieran lejos de aquel lugar.
- Claro "chusco" allá te veo tan pronto llegue- dijo el raptor a alguien con quien hablaba por su celular. Desesperado y sudoroso regresa al cuarto para tomar las llaves del carro del hombre muerto y saliendo apurado sube a Angela en el asiento del copiloto no sin antes advertirle que no intentara algo estúpido, -no abras la boca o te meto un tiro en la cabeza-. Angela accedió y permaneció sentada sin hacer mucho movimiento mientras el hombre conducía por una carretera destapada perdiéndose en medio de la oscuridad; ya para la mañana ambos habían recorrido una extensa zona que los separaba del lugar del que huyeron y muchísimo más de donde deberían estar esperándolos para ese entonces.
La carretera conducía hacia una zona conocida como "Escalante" y era allí donde se quedarían mientras todo se calmaba y el secuestrador planeaba su siguiente paso; la cabaña de uno de sus amigos le serviría de resguardo hasta que contactara a otras personas que le serían útiles para abandonar Nicaragua sin levantar sospechas. Angela dormitaba y enfrente de ellos se encontraba un retén del Ejercito de Nicaragua, el hombre no esperaba encontrarse con esto y su corazón empieza a latir con fuerza, no hay opción de regresar, pues sería visto en el acto y detenido sin preguntas, solo le quedaba seguir adelante mientras -lentamente- metía su revolver debajo de su asiento. Angela despierta asustada, -no te muevas, no digas nada, no hagas que nos maten- le dijo el hombre agarrándola del brazo. -Tu eres muda, no hables, yo hablaré-. El hombre al acercarse a los militares redujo la velocidad y dos de los uniformados se pararon a ambos lados del carro mirando a través de los vidrios y otro más se acerca al conductor.
-¿Todo bien?, ¿hacia dónde se dirigen?...

Hector Ruiz-Ospina
Derechos Reservados.

1 comentario:

  1. Gracias Héctor , sigue , me gusta , es parte de nuestra realidad y conmueve y hace reflexionar . UnAbrazo JP.

    ResponderEliminar

Entradas Anteriores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...