Libro
Presentado en la 25ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2011.

martes, 4 de febrero de 2014

CARTAS OLVIDADAS

CARTAS OLVIDADAS



Mi nombre es Andrea y hoy quiero hablarles sobre mi madre...
Ella es una mujer muy importante en mi vida, de niña era muy alegre y jugaba con sus amigas, visitaba constantemente a sus familiares y allí pasaba momentos inolvidables, en ocasiones estaba triste porque no entendía el comportamiento de los adultos. No era muy buena en sus estudios y solían regañarle por muchos motivos, aún así es mi madre y yo la amo...

En su época de secundaria había cambiado sus muñecas por otro tipo de entretenimientos y sus amigas, algunas continuaban y otras ya no, empezaba a mirarse más al espejo y en su cuerpo se empezaban a manifestar cambios que, al inicio fueron incómodos pero que con el paso de los días se hicieron menos notorios; los chicos del vecindario la trataban bien y uno que otro hizo su primera practica de "don Juan" sin obtener frutos, en cambio ella soñaba con un príncipe azul. Rompió muchos corazones pero aún así yo la amo...

Mi mamá creció un poco más y ya contaba con 19 años, mi abuelo había muerto un día de domingo y eso le dolió mucho, él fue alguien vital en su desarrollo y quien por toda su vida se interesó y preocupó por el bienestar de ella y el de toda su familia. Ya se aproximaba el momento de ingresar a la universidad donde estudiaría una carrera acorde a sus preferencias y esta sería la profesión que le daría la tranquilidad para su futuro y el inicio de su vida como profesional; el promedio no le ayudaba mucho y tuvo que esperar por un nuevo cupo en el ciclo siguiente, aún así yo la amo...

Empezó a trabajar unas cuantas horas al día y logro independizarse, acudía a fiestas sociales y en ocasiones con sus amigos visitaban algunos bares en donde departían y bailaban. Conoció a un muchacho que estaba esa noche de sábado sentado en la barra, el es mi padre y al verla quedó flechado, después de mucho pensarlo se decidió a ir hasta el lugar donde ella estaba y con las manos sudorosas y la voz temblorosa la invitó a bailar, ella aceptó y en el transcurso de la mesa a la pista de baile sintió la misma fuerza y encanto por él, esa noche no pararon de bailar. 

Unas semanas pasaron y mi madre se enteró de que estaba embarazada de mi y solo hasta unos días después mi padre se enteró, ambos se preocuparon al hablar sobre el tema pues el nuevo integrante llegaría sin avisar. Además, para ese momento mi madre recibía una beca para irse a estudiar a Europa y la situación no le resultaba favorable. 

La desesperación se apoderaba de ella y yo intentaba animarla pero ella no me escuchaba, pasaron muchas cosas por su cabeza y llegó el momento de tomar una decisión...han pasado siete años desde esos días y he estado buscándola para preguntarle ¿porqué no me dejó nacer para decirle cuanto la amo?...

Hector Ruiz-Ospina
Autor

2 comentarios:

  1. Escribes como si supieras!!!!! me has emocionado con es historia!!! Realmente lo haces muy bien!!!

    ResponderEliminar

Entradas Anteriores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...