Libro
Presentado en la 25ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2011.

viernes, 28 de febrero de 2014

EL EXTRAÑO MUNDO DE JOHNNY BANANAS PARTE II

EL EXTRAÑO MUNDO DE JOHNNY BANANAS
Parte II





Todo, absolutamente todo lo que Johnny fue, tuvo y que por algún motivo había perdido o, simplemente se había esfumado, era lo que lo tenía al borde de la locura. En ningún caso podría digerir cualquier explicación a lo que estaba pasando esa mañana desde que abrió los ojos, no existía lógica alguna que le resultara del todo convincente para entender y aceptar la realidad que se le estaba vislumbrando hasta ese entonces.


...-Abre la puerta...por favor, rápido.- Dijo una voz femenina del otro lado, pero Johnny no quiso abrir.
-por favor, me están siguiendo, ayúdame, no quiero que me atrapen-. Esta vez pateó la puerta con fuerza e hizo que Johnny reaccionara en medio de la conmoción. La mujer empujó la puerta tan pronto como Johnny se asomó para ver y esté cayó al suelo con el impulso; la mujer cerró la puerta inmediatamente corriendo hacia la cocina, abrió algunas puertas de la alacena y unas cuantas gavetas debajo del lava platos. Sacó de allí un rollo de papel aluminio y lo enredó en su cabeza rápidamente en forma circular, se acercó hasta la puerta y observo a través del visor.
-Espera, ¿quién eres tu, qué haces aquí?- Johnny estaba asustado...
-Shhhh!!!...callate...- La mujer señaló a la puerta y ambos escucharon los pasos de varias personas que se aproximaban, se detuvieron justo enfrente de la puerta y con un aparato electrónico escaneaban los alrededores, después de unos segundos y de no percibir alguna señal de lo que buscaban decidieron regresar. 
La mujer observó desde la ventana cerrada como los hombres subían a su vehículo y reanudaban su marcha. Ella toma un respiro y se acerca a Johnny y lo agarra de su corbata...-Casi me descubren por tu culpa-, lo levanta y lo recuesta en la pared mientras le recrimina su falta. El pobre de Johnny no sabe que decir, está asustado, quizá más que cuando despertó; La chica le da un poco de tiempo para que reaccione mientras se quita el pedazo de aluminio de su cabeza, mete la mano a la bolsa del pantalón y saca un extraño artefacto que emana una luz violeta y lo pasa por su cara produciendole algún tipo de efecto que le hace parpadear el ojo derecho, con un solo paso de este aparato es suficiente y después de leer en la pequeña pantalla lo cierra y lo guarda de nuevo en su jean. Johnny no para de mirarla y por primera vez se da cuenta de que ésta mujer trae una vestimenta muy extraña, es demasiado alta en comparación a las que él esta acostumbrado a ver, su cabeza está rapada y su maquillaje es muy tenue, pareciera que su rostro estuviera estirado y no muy expresivo; sus dientes muy blancos y su mirada muy intensa. La mujer llevaba una camiseta blanca y corta -como las que se usan de fondo de camisa- Le llamaba la atención de que no se le notaran los senos y su descomunal fuerza ya que de un solo jalón lo levantó del suelo sin mayor esfuerzo, llevaba unos extraños adornos en sus manos y sus uñas estaban rojas como recién pintadas. Después de que el supuesto peligro ha pasado y ambos estuvieran un poco más tranquilos, ella se abalanza sobre Johnny y le toma del cuello moviendo su cabeza. -Y tu...que tipo de dispositivo traes...- gira su cabeza en ambas direcciones y Johnny la toma de sus manos. -Oye, me lastimas...¿quién eres tu?, ¿dónde estoy?- como puede se suelta y corre hasta la cocina, toma un cuchillo y lo antepone entre él y su nueva acompañante.
-Es una historia que no vas a creer, tu no eres quien crees que eres...has sido uno más de sus "proyectos"-. la mujer se sienta y lo invita a que se acerque, levanta su cara y le señala un lugar muy cercano al extremo de su ceja, en el ojo derecho,- ¿ves ésto?...la protuberancia...¿ves la luz tenue que parpadea?- Johnny, indeciso la toca y siente como al contacto, el extraño "circuito" emite algo de calor.
-¿De que se trata todo esto?...¿cómo vine a parar aquí?- interroga a la mujer y antes de que ella empiece a darle su explicación, un sonido casi silencioso se escuchó detrás de la puerta y una explosión seguida a este derribó la puerta despedazandola en mil pedazos.
-Nooo-...


Hector Ruiz-Ospina
Derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Anteriores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...