Libro
Presentado en la 25ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2011.

domingo, 13 de abril de 2014

LA LECTORA

LA LECTORA



Mi nombre fue escrito en una de tantas historias absurdas y lógicas a la vez, fui la creación de una mente intensa y apasionada que por muchísimo tiempo se mantuvo en silencio, incomprendido, sin fama y en ocasiones criticado por lo crudo y directo de sus opiniones, pero no ajenas a los acontecimientos que por esa época se vivía. Soy lo que se podría decir, la obra maestra de su mente, la transición de su alma y la secuencia de sus sueños más profundos.
Fui dotado de una fuerza que trascendió la tinta y se convirtió en inmortal a través del tiempo; el marco espacio temporal en el que mi creador me posicionó fue definitivamente mágico pero él nunca se dio cuenta, ni yo mismo lo supe y fue así que, casi cien años después lo descubrí gracias a esa lectora a quien fui destinado en ese extraño momento. Al principio ella no se decidía por alguno de los títulos que ofrecía la tienda de libros: Best sellers, novela romántica, suspenso, intriga...y yo estaba escondido detrás de las páginas de un libro de pasta tinta en la canasta de los ejemplares menos conocidos y por ende a muy bajo costo, casi regalados pero que extrañamente fue el que le llamó más la atención. Nuestro primer encuentro fue esa noche de sábado; llovía copiosamente y los relámpagos iluminaban la habitación, después de acomodar algunas cosas que había comprado sirvió una copa de vino, quitó parte de su ropa y sentada en el suelo junto a su cama empezamos a descubrirnos. Ella abrió el libro e inmediatamente nos conocimos, yo olía su exquisita fragancia que me llegaba a cada respiración y podía sentir la suavidad de sus manos cada que pasaba la página; yo, por mi parte empezaba a entrar en su cabeza y sutilmente la atrapaba en las circunstancias de mi entorno, le gritaba pero aún no me escuchaba, fui paciente y ella receptiva a cada una de las sensaciones que empezaba a percibir. 
Esa noche ella estuvo hasta tarde conmigo, sumida en la lectura que ya le empezaba a intrigar además de encontrarla totalmente satisfactoria, no supo en que momento se quedó dormida pero ya para ese entonces yo había cruzado la barrera que nos separaba e inevitablemente entré en sus sueños, formando parte de la única realidad en la que podíamos coexistir sin limitaciones, desde allí le mostré más allá de lo que estaba escrito en la historia y sucesivamente fui formando parte no solo de sus sueños inmediatos sino también de su realidad cociente, aunque no me veía se que me sentía. No obstante, para mi no era suficiente el que ella estuviera atrapada en la lectura del libro pues también era importante las vivencias que ambos teníamos en sus etapas de sueño que al fin y al cabo era el lugar en el que podía enamorarla apasionadamente, yo ya estaba completamente loco por ella, incluso desde antes que ella naciera, siempre lo supe pero jamas lo entendí hasta que la conocí.
Pasaron los días y nuestra relación fue creciendo a niveles insospechados; ella no paraba de leer y yo no salía de su mente, las últimas noches habían sido mágicas y me ligaban a ella cada vez más, nuestra realidad dentro de su sueño nos permitieron crear un lazo de amor sin precedente alguno y en la noche de el 4 de febrero sucedió algo que marcaría nuestras almas para siempre, ella dormía en su cama pero ambos vivíamos el sueño. Tal vez suene difícil de creer pero esa noche pude sentir como su cuerpo se erizaba mientras yo la besaba, mi piel por primera vez sintió como ella se entregaba a mi e incluso pude hacerla mía como jamas antes lo había hecho, mi cuerpo se fundió con el suyo y por momentos veía destellos como si yo mismo estuviera en su cama, con ella y después de esa hermosa conexión tuve una sensación en mi cabeza que me estremeció haciéndome disolver en la magia del momento, no se explicarlo pero algo estaba ocurriendo conmigo, con ambos.
Por meses vivimos esta extraña relación y constantemente llorábamos por la imposibilidad de la misma, la limitación de la que eramos presa y de la que ya era imposible salir; ella ya estaba a punto de terminar de leer el libro y ese sería el final de mi propia historia, allí acabaría todo y era muy probable que saliera también de su sueño. No había nada que yo pudiera hacer pues era un personaje imaginario con una única singularidad la cual no era lo suficientemente poderosa como para materializarse y tan solo se mantenía viva gracias a ella, a su amor. 
La última página estuvo leída y el libro se cerró para siempre, esa última noche en su sueño hicimos el amor como nunca jamas se ha hecho y ella deseaba dormir para siempre y jamas despertar, yo deseaba vivir para estar a su lado y juntos continuar amándonos sin límites pero nuestros deseos no eran posibles debido a las circunstancias que nos rodeaban y que tarde o temprano llegarían a su fin, ese corto lapso de tiempo marcó el colapso de nuestras mentes y pasada la noche mi presencia desaparecía de su sueño. Ella despertó y no paraba de llorar, pues estaba profundamente enamorada de aquel hombre del sueño y nada que ella pudiera hacer marcaría la diferencia. Los días continuaron y por más que ella imploraba por encontrar a su amor, éste no aparecía más, las esperanzas desaparecían pero ella lo retenía en su cabeza a toda costa.
De regreso a casa y después de su jornada de trabajo, como de costumbre ella caminaba por el parque que está justo en frente de su casa, siempre hay mucha gente alrededor pero ella ya no hacía caso de su entorno y tan solo deseaba llegar a su casa y dormir para desear volver a ver a aquel hombre que amaba.
-Disculpe, puede ayudarme por favor?- se acercó un hombre a ella pero no lo determinó y continuó su camino. -Espera, no quiero ser grosero, necesito su ayuda, he recorrido un largo camino-, se detuvo pero no volteó, algo en esa voz le parecía familiar. -Ya no necesitas soñar esta noche...-

Hector Ruiz-Ospina
Derechos reservados

2 comentarios:

  1. en verdad mi amigo que buena historia me da un poco de ese no seque del que se nutre la inspiracion de seguro mañana podre publicar algo como siempre agradecido y admirado por su gran aporte. gracias

    ResponderEliminar

Entradas Anteriores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...